Translate

domingo, 28 de abril de 2013

Nacen

Nacen los sueños, sin ser vistos ni notados, hasta que explotan ya dentro de la intimidad y soledad del Ser.

Posteriormente ,caminarán de puntillas, y solamente saldrán de paseo, si los aires son los adecuados.

Tranquilos siempre esperan.

A que un día, amanezcan caminando y por sí mismos luzcan sin ningún recato.

16 comentarios:

  1. Si supieran (los sueños) que un día, al materializarse, dejarán de ser ellos…¡Se quedarían ahí, inamovibles! Pero como no lo saben, sigamos soñando.
    Besos Amapola.

    ResponderEliminar
  2. Nacen los sueños y algunos con caducidad porque será imposible poder realizar.Para eso de hacer bueno que ha sido un sueño.


    Saludos con olor a marisma


    ResponderEliminar
  3. Amapola, así son los sueños, como la hojarasca vuelan con el viento. Hasta que un día quedan prendidos en el momento justo ni un segundo después, es ahí cuando nacen y transforman nuestro camino con la brisa golpenado nuestro rostro y el corazón galopando en el sueño esperado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso comentario tuyo, gracias.

      Bellas tu palabras. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Amapola Azul, en primer lugar agradeceerte tu visita en mi blog, bienvenida eres cada vez que quieras, y bueno, no imaginaba tuvieras tantos blogs, he leido uno por uno y me decido por contestarte en éste donde la lectura de tus letras invitan a la meditación. Seguimos en contacto, te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Bella entrada Amapola.
    Y ese día que los sueños explotan y salen libres es el día más bello de la existencia...porque se han realizado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Los sueños también son vida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto Darío. Abrazo.

      Me alegra verte por aquí.

      Eliminar
  7. Los atesoramos hasta la oportunidad
    Beso

    ResponderEliminar
  8. Hay sueños que son mas bonitos en la sombra, sin que despierten...Besos

    ResponderEliminar

La palabra siempre puede ser el vehículo de bellos sentimientos. Un abrazo.