Translate

lunes, 7 de abril de 2014

la avispa


La avispa se había colado en el cuarto de baño,
ocurrió sin saber cómo
pues ella no se había dado
cuenta

de repente vió todos los vapores
de agua
y a la avispa
paseándose tan tranquila

por el cristal de al
lado de la ducha

podría haber hecho
blanco en cualquier
parte de su piel desnuda

pero no hizo nada,
afortunadamente
ella pudo salir
y secarse rápidamente
con una toalla...

Pero la avispa se
quedó allí.

En aquel cuarto de baño,
entonces ella volvió, abrió
una rendija
de la ventana
y esperó.

Esperó fuera a que pasase el tiempo,
se fuera el vapor de agua
y entrase allí el sol.


Fin del relato.



13 comentarios:

  1. Le tengo mucho miedo a las avispas, porque pican y después duele mucho, pero ésta es una avispa inteligente... ¡mira todo lo que hizo...! ¿Hermoso !.
    ¡Feliz día !

    ResponderEliminar
  2. SEGURAMENTE LA AVISPA SE QUEDÓ ESPERANDO UN BLANCO CUERPO DONDE CLAVAR SU AGUIJÓN.
    ME ENCANTÓ EL POEMA.

    ILDUARA

    ResponderEliminar
  3. Tu avispa no pica, tus letras la han conducido y espera. Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Me recordaste una canción de J.L. Guerra
    te la busco
    :P

    ResponderEliminar
  5. https://www.youtube.com/watch?v=1cuYIHLk4lI
    Tengo un Dios admirado en los cielos
    y el amor de su Espíritu Santo
    por su gracia yo soy hombre nuevo
    y de gozo se llena mi canto

    De su imagen soy un reflejo
    oh, oh
    que me lleva por siempre en victoria
    oh, oh
    y me ha hecho cabeza y no cola
    en mi Cristo yo todo lo puedo

    Eh, Jesús me dijo
    que me riera
    si el enemigo
    me tienta en la carrera
    y también me dijo
    no te mortifiques
    que yo le envío
    mis avispas pa[ra] que lo piquen
    es verdad

    Tengo un Dios admirado en los cielos
    que me libra de mal y temores
    es mi roca y mi gran fortaleza
    y me colma con sus bendiciones

    Mi Señor siempre me hace justicia
    oh, oh
    y me defiende de los opresores
    oh, oh
    no me deja ni me desampara
    pues mi Dios es Señor de señores

    Eh, Jesús me dijo
    que me riera
    si el enemigo
    me tienta en la carrera
    y también me dijo
    no te mortifiques
    que yo le envío
    mis avispas pa que lo piquen
    es verdad

    Jesús me dijo
    ya lo ves
    que me riera
    si el enemigo
    me tienta en la carrera
    y también me dijo
    no te mortifiques
    tú lo ves
    que yo le envío
    mis avispas pa que lo piquen
    ¡oh, oye!



    ¡Avispas!
    Pa que lo piquen
    en la cara, ves
    pa que lo piquen
    y en los pies
    que yo le envío
    mis avispas pa que lo piquen
    lo piquen otra vez

    Pa que lo piquen
    en la carretera
    pa que lo piquen
    y en medio [d]e la acera
    que yo le envío
    mis avispas pa que lo piquen


    Que lo piquen, que lo piquen
    lo piquen y lo piquen
    que lo piquen en el dedo más chiquito pa que afinque
    lo piquen, lo piquen
    lo piquen y lo piquen
    que lo piquen en el coco pa que salte como un lince
    lo piquen, lo piquen
    lo piquen y lo piquen
    Señor ...
    lo piquen, lo piquen
    lo piquen y lo piquen
    que lo piquen en la cara pa que no me mortifique

    Que lo piquen, que lo piquen
    lo piquen y lo piquen
    que lo piquen en los huesos pa que salte y pa que brinque
    que lo piquen, lo piquen
    lo piquen y lo piquen
    donde quiera que se meta yo quisiera que lo piquen
    lo piquen, lo piquen
    lo piquen y lo piquen
    Señor ...
    lo piquen, lo piquen
    lo piquen y lo piquen
    que lo piquen en la cara pa que no me mortifique

    Jesús me dijo
    que me riera
    si el enemigo
    me tienta en la carrera
    y también me dijo
    no te mortifiques
    que yo le envío
    mis avispas pa que lo piquen
    es verdad

    Jesús me dijo
    ya lo ves
    que me riera
    si el enemigo
    me tienta en la carrera
    y también me dijo
    no te mortifiques
    que yo le envío
    mis avispas pa que lo piquen
    ¡oye!

    ResponderEliminar
  6. Bonito poema, pero cuidado con las avispas que pican!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Yo tampoco mato a los bichos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Un encanto
    Yo cierro los ojos en la ducha...imagino
    Pero no veo una avispa...claro que no da miedo...

    ResponderEliminar
  9. Esta bien que no matase a la avispa, pobrecilla.
    unos besotesssssssssssss

    ResponderEliminar
  10. ¡¡¡que pena!!!...buenos dias..un abrazo amapola ,todo tiene caducidad.
    Marina

    ResponderEliminar
  11. Pues cuando te pican como a mi me han picado, para nada te gusta dejarlas viva.

    Besos,

    ResponderEliminar

La palabra siempre puede ser el vehículo de bellos sentimientos. Un abrazo.