Translate

miércoles, 14 de agosto de 2013

Relato.


Una vez más salí a pasear, para ver la lluvia, y una vez más, y una vez más me tropecé con mi propio corazón, angustiado, así que le dije que se sentara un ratito, que ya volvería luego a recogerlo.

12 comentarios:

  1. excelente relato aprecio mucho lo que escribes . un gran beso carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente aprecio yo que sigas ahí, leyéndome. Besos.

      Gracias.
      :), un abrazo.

      Eliminar
  2. No lo dejes mucho rato solo, que te llorará.

    Besos Amapola.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, la verdad es que te doy siempre la razón, Rafa, eres bastante sensato.

    Un abrazo.

    Gracias por tu visita a mi blog. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. No lo dejes mucho tiempo abandonado, en el fondo, es el único que te estima.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. tienes un corazon hermoso, no lo dejes mucho rato solo, besitossssssss

    ResponderEliminar
  6. Gracias por vuestras visita, Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Buena estrategia Amapola!
    Pero no tardes mucho en recogerlo!
    Bsssssss

    ResponderEliminar
  8. ¿Y si te sientas tú a su lado?

    ResponderEliminar
  9. aun con angustia me acabas de sacar una sonrisa con ese final, espero que te haya obedecido. Besos

    ResponderEliminar
  10. Magnífico relato, tu corazón te llama. te habla..
    Beso

    ResponderEliminar

La palabra siempre puede ser el vehículo de bellos sentimientos. Un abrazo.