Translate

martes, 5 de marzo de 2013

Espinas Rotas


¿ Qué se siente , cuando ya no se siente dolor?.

¿ Te vas al aire y te conviertes en aire?


Una vez me dijeron que el dolor era muy necesario en la vida,pero bueno, si un día se va el dolor, ¿ que pasa?.

No hay más preguntas.

Otra vez soy aire y no puedo pensar demasiado.

Gracias a todos-as lo que habeis comentado alguna vez aquí.

Besos desde mi aire.

Supongo que volveré a la tierra un día de estos, supongo.



9 comentarios:

  1. No tengas prisa en volver Amapola,la Tierra se está poniendo inhabitable.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ese es el verdadero problema, Jerónimo.

      Eliminar
  2. (Pero...dejas el blog?...Ojalá que no).

    Maravilloso tu abstracción personal sobre las espinas, el dolor, y la posible ausencia de él...siempre me dejas pensando en lo profundo de tu mundo interior,amiga...

    ABRAZOS grandes!

    (Amapola querida, te hago una pequeña observación. Te conviene separar de tu texto los agradecimientos, o tu saludo de despedida, porque le restas fuerza a tus escritos, que tienen TANTA fuerza, potencia y buen decir, que es una pena restarles algo de ello).

    Besos, y mi siempre motivación a que continúes en esto!

    ResponderEliminar
  3. Ya , Maritza, como como me iba al aire quería despedirme...,sí,y se me iba la fuerza por la boca.

    Lo reconozco. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, gracias por tu motivación, todo depende de como me trate la inspiración a mi, así que ya no sé si depende de mi o de la inspiración esa tan voluble. Tendré que bajar a la tierra, no se si no como voy a escribir, pero no es seguro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Pues no se qué decirte Darío.

      No es mi deseo ahora estar siempre evaporada.

      Saludos.

      Eliminar
  6. Bueno, ánimos y fuerzas en todo lo que emprendas o dejes de hacer, la verdad es que sólo debes ser feliz con las decisiones que tomes, ese es mi deseo!

    ABRAZOS!

    ResponderEliminar
  7. Pues te haré caso.

    Tienes razón. Un abrazo.

    ResponderEliminar

La palabra siempre puede ser el vehículo de bellos sentimientos. Un abrazo.