Translate

sábado, 19 de mayo de 2012

La nada.

Iba a titula a esta entrada " naufragio", sin embargo quiero seguir pensando que aún hay esperanzas. Que esto es sólo un paréntesis en la búsqueda de un ¿futuro mejor?. La búsqueda de mi misma está estancada, sé que muchos pensarán que me pierdo en la busqueda de mi misma, pero es que solo cuando me encuentre podré encontrar a los demás. Siento que he naufragado en muchos aspectos, y que estoy atravesando bajones anímicos, que me impiden avanzar más rápido hacia mis metas ¿ qué metas?. Me pregunto como antaño, sino me habré equivocado de dirección, porqe nadar contra corriente no sólo puede ser muy peligroso ( y perder en ello la vida) sino que si sobrevives puede ser realmente agotador. ¿ Hacia dónde me llevará la corriente, sino puedo vencerla? ¿ hacia el fondo? ¿ hacia algún lugar recóndito?, me alejo definitivamente, ...la corriente me arrastra... Estoy algo cansada de nadar contra corriente. En algún estado de lucidez pienso y me imagino, que lo dejo todo, : mis sueños actuales, todo lo que me ata al mundo y definitivamente me adentro en los abismos..., ¿de La Nada?. Estoy al borde de ese precipicio, y de repente sueño con hacerme realmente presente,y dar ese paso para el que normalmente no suelo tener valor...,sin alas sé que no volaré, sé que podría ser caída libre, ...pero todo me da igual por momentos, y siento esa necesidad de dejar la tierra, sin alas, ...sí , y con caida libre, pero ¿ quién sabe? Quizás sean minutos de libertad ...hasta que roce definitivamente el suelo...

4 comentarios:

  1. Aléjate de los precipicios.
    No llevan a nada bueno.
    De verdad.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. La vida es nadar contracorriente Amapola. Y reconozco que es muy cansado. Yo también me canso. Sin empbargo, de vez en cuando, me lleno de fuerza, el agua se vuelve agradable y la corriente solo me acaricia; entonces disfruto de la vida, aunque solo sea unos breves instantes...
    Cuídate mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Sigo viendo precipicios...pero sé que ahora dan igual...vea lo que vea ahora dan igual esos precipicios y si me alejo o no de ellos.

    Tendré que alejarme...esto está muy claro.

    ...así que será lo que haga.

    ResponderEliminar

La palabra siempre puede ser el vehículo de bellos sentimientos. Un abrazo.